El espacio

El espacio que hemos preparado es lo más parecido al hogar que tenemos en casa, con materiales y colores cálidos, adaptados a las necesidades y seguridad de los peques que van a venir y compartir sus días con nosotras.

En la zona Selva, los kokoritos pueden correr, subir, bajar, columpiarse, bailar, hacer yoga…de forma libre favoreciendo su psicomotricidad.

También pueden disfrutar del arte y todo lo que conlleva hacer cosas con nuestras manos.

El Nido es un espacio recogidito y acogedor preparado para los kokoritos más pequeños. En él, pueden moverse libremente sin peligro, notar nuevas texturas, ver nuevos colores y oír los sonidos de los materiales que tienen a su alrededor.

Hemos querido prepararles también un lugar especial… Un lugar donde poder jugar con luz y aprender de una forma divertida. Para ello tenemos la Cuevita.

La Madriguera es  el espacio donde los kokoritos tienen su ropita y descansan. 

La Aldea es una zona amplia, muy luminosa donde los peques pueden encontrar el rincón de la vida práctica, un rincón de lectura, un rincón de juego no estructurado y un rincón para los más mayores donde podrán utilizar el material para empezar con lectoescritura y matemáticas.

Y como no… Tienen también su propio cuarto de baño donde podrán de forma autónoma, lavarse las manos, por ejemplo.

Y como guinda del pastel… Tenemos una zona verde, al aire libre sólo para nosotras, donde poder disfrutar de las actividades bajo el sol, lluvia o nieve:

Además de las fotos os dejamos un video para enseñaros el espacio más “in vivo”